'
Página Inicial
Nuestra Misión
Notas
Noticias
Educación Vial
Newsletters
Premios Obtenidos
Prensa
Galería de Videos
Galería de Imágenes
Conducta Móvil
La Guantera Vial
Enlaces
Contáctenos
Si va a viajar, revise sus neumáticos antes de salir a una ruta.

Nota N° 115, Good Year presenta consejos y recomendaciones para el buen uso de los neumáticos

Contar con neumáticos en buenas condiciones es fundamental para realizar un buen viaje, pero… ¿sabe cómo revisarlas adecuadamente o identificar cuando un profesional es quien debe realizar el trabajo?

A continuación encontrará varias recomendaciones de Goodyear para realizar una revisión sencilla y efectiva:

Antes de salir a la ruta, Goodyear aconseja:

Revise la presión de aire

Una apropiada presión de aire es esencial para un manejo seguro y una larga vida de sus neumáticos. Es prudente revisar la presión de aire al menos una vez al mes, con un indicador preciso de presión. Procure rodar menos de un kilómetro al sitio de calibración, de los contrario, los neumáticos se calientan lo suficiente para dar una medición imprecisa de presión. Si experimenta pérdida continua de presión, entonces puede ser un posible indicador de problemas en los neumáticos. Consulte a un profesional de inmediato para saber cuál es la situación.

Revise el desgaste de sus neumáticos

Revise las líneas indicadoras de desgaste que se encuentran en sus neumáticos. Estas barras están localizadas en varios lugares en el fondo de las ranuras de la banda de rodamiento. Cuando la banda de rodamiento está tan desgastada que los tacos se encuentran al nivel de la línea de desgaste, es tiempo de cambiar sus neumáticos. Goodyear le sugiere revisar el desgaste cada 5.000 kilómetros.

He aquí algunos indicadores de desgaste que hay que observar:

Desgaste en ambos lados: BAJA PRESIÓN

La baja presión reduce la vida útil de la banda de rodamiento, incrementando el desgaste al nivel de los hombros. También produce calor excesivo, lo que reduce la durabilidad del neumático. Finalmente, incrementa el uso de combustible debido a que los neumáticos a baja presión hacen que el vehículo trabaje más duro. Un desgaste anormal también puede ser producto de una mala alineación o de problemas mecánicos.

Desgaste en el centro: ALTA PRESIÓN

Cuando un neumático está inflado a una presión alta, el centro de la banda de rodamiento es el que soporta la mayoría de la carga y hace que se desgaste más rápido que los hombros. Un desgaste desigual reduce la vida útil del neumático. También puede ser producto de una mala alineación o de problemas mecánicos.

Desgastes irregulares en la banda de rodamiento: PARTES GASTADAS

Los desgastes irregulares son más comunes en las ruedas delanteras, porque son las que llevan la dirección del automóvil. Esto puede ser un signo de que las ruedas no están balanceadas o la suspensión o las partes de sistema de dirección se encuentran desgastadas.

Desgaste en un lado: MALA ALINEACIÓN

Si los bordes de sus neumáticos tienen una apariencia dentada o con cuñas, es porque no hay buen agarre con el camino. La solución está en corregir la
alineación.

Contactar a un profesional para verificar:

Balanceo: Usted notara vibraciones si su automóvil no está balanceado. Esto puede ocasionar fatiga al conductor, desgaste prematuro o irregular de los neumáticos y un desgaste innecesario a la suspensión de su vehículo. Revise el balanceo a la primera señal de vibración.

Alineación: Si usted nota un desgaste desigual, puede ser por una mala alineación y su vehículo debería ser revisado por un profesional.

Rotación: Aún cuando una persona sepa muy bien cómo rotar sus neumáticos, este procedimiento es fácil y rápido para un profesional. Una buena regla a seguir para rotarlos es cada 10.000 a 13.000 kilómetros.

Reparación: Es necesario que un profesional capacitado desmonte las ruedas del vehículo para hacer una buena inspección de daños en la llanta, así como el uso de parches y tapones adecuados según las reglas de reparación.

Fecha de actualización: 2012-04-10

 

   
Webmaster