'
Página Inicial
Nuestra Misión
Notas
Noticias
Educación Vial
Newsletters
Premios Obtenidos
Prensa
Galería de Videos
Galería de Imágenes
Conducta Móvil
La Guantera Vial
Enlaces
Contáctenos
El dolor en mi alma

Nota N° 138, Testimonios de Víctimas de Inseguridad Vial, Por Graciela de Gramajo, mamá de Martin

Cuando uno vive el dolor de perder un hijo y tiene la posibilidad de transformar el dolor en servicio tratando de que a otro no le pase lo mismo, siente, o mejor dicho siento, la necesidad de contar esta terrible experiencia. Hace 15 años perdí a mi querido hijo Martin, con tan solo 19 años víctima de la inseguridad vial que comenzaba a instalarse en nuestra sociedad. Martin murió al ser impactado cuando iba en la moto que le regalamos al cumplir los 18 años. Siempre lo recuerdo...compramos la moto y no compramos el casco. Era en el 97, cuando nadie nos enseñaba la importancia de los elementos de seguridad, nadie difundía los términos de la ley de tránsito, es más, muy pocos la conocían. Hacia ya unos años que había perdido a Carlitos, recién nacido, experimentaba por segunda vez el dolor que no tiene nombre!!!
Sabes? Un día jueves charlábamos con mi hijo sobre los proyectos que tenía pues ese año terminaba la secundaria. Lo senté en mis piernas y, cargosa como siempre, soñaba hasta con el nieto que me daría. Sueños…. Proyectos…. Todo trunco!!!!....el martes lo estaba sepultando!!! Que había pasado!!!! Porque a mi hijo!!! Porque a mi!!!! Como seguir!!!! Dios no me desampares!!!!.. Durante mucho tiempo no volvimos a comer juntos, reunirnos en la mesa? No!!! Faltaba Martin!!! Todos los días prendía su grabador (que lo conserva Lía) y el lento de Metallica me calaba el pecho. Quería dormir y el sonido del respirador en mi mente me despertaba!! La imagen de Elvira cuando sacudiendo la cama en terapia intensiva le gritaba que se levante!!!. Sentada en el comedor esperaba que el ruido de la moto anuncie su llegada, su cama tendida y sus sabanas frías marcaban su dolorosa ausencia!!! Esos cuadernos sin usar!!! Su cara!!! Mi Negro!!! Hijo de mi alma!!!! Te vi por ultima vez cuando cerraban ese maldito féretro!!... Buscarlo en su nueva esencia!! Gritar al cielo tanto dolor!!! Caminar sin rumbo, tratar de seguir….Sus hermanos!!! Ana pregunto: Vieja si el dolor por la muerte de un hijo no tiene nombre como se llama el dolor de perder un hermano!!. Descubrí cartas de Guido en las que le contaba cuanto lo extrañaba!!! Lía lo tatuó en su brazo!!! Hoy quince años después al escribir esta carta, las lágrimas me acompañan junto a una profunda emoción. Solo quiero que sepas mínimamente lo que se vive con cada perdida, que está en nuestra manos la responsabilidad de evitar que nuestros hijos sigan siendo víctimas de hechos TOTALMENTE EVITABLES!! La inseguridad vial que hoy lastima a tantas familias tiene cómplices, esos cómplices somos nosotros mismos, porque con la idea de A MI NO ME PASARÁ abrimos la puerta para que el dolor se instale en nuestras vidas. NO QUEREMOS SUMAR SOCIOS!!!! NO QUEREMOS MAS HERMANOS EN EL DOLOR!!!! Queremos que RESPONSABLEMENTE DIGAMOS SÍ, A LA VIDA!!!.

Un abrazo
Graciela Gramajo
Asociación Civil Martin Gramajo

Fecha de actualización: 2012-05-30

 

   
Webmaster