'
Página Inicial
Nuestra Misión
Notas
Noticias
Educación Vial
Newsletters
Premios Obtenidos
Prensa
Galería de Videos
Galería de Imágenes
Conducta Móvil
La Guantera Vial
Enlaces
Contáctenos
Hubo un siniestro vial, había culpa grave, pero la Compañía Aseguradora no se salvó de pagar

Nota N° 139, Extienden a la compañía la condena por daños que causó una persona alcoholizada que manejaba un vehículo cuyo seguro estaba a nombre de otra

Aunque se comprobó que el conductor codemandado estaba alcoholizado al momento del accidente de tránsito, la Cámara Civil, Comercial y Contencioso-administrativa de San Francisco (Córdoba) condenó a la aseguradora del vehículo que causó el siniestro, pues no se configuró “culpa grave” que justificara declinar la cobertura ya que el ebrio no era el titular del contrato de seguro.

El tribunal señaló que “para que opere la liberación del asegurador por ‘culpa grave’, esta conducta debe ser atribuible al asegurado y no puede extenderse la limitación al hecho de un tercero, porque esta última solución significaría desvirtuar la finalidad del seguro, la buena fe con que el contrato debe ser ejecutado y la extensión de las obligaciones del asegurador”.

La responsabilidad de los demandados se fundó en que el Volkswagen Senda que embistió el rodado de los accionantes se desplazaba en forma zigzagueante y se cruzó de carril mientras era maniobrado por Ramón Gustavo Ochoa, quien se encontraba bajo los efectos del alcohol.

En primera instancia se hizo lugar a la demanda por más de 20 mil pesos y se liberó a Paraná SA de Seguros, por estimarse configurada la culpa grave prevista en la póliza. El demandante apeló y la Cámara, integrada por Mario Perrachione -autor del voto- y Analía Griboff de Imahorn anuló la eximición de la referida compañía.

El órgano de alzada desestimó el argumento que excluía la cobertura por el estado de ebriedad del conductor del vehículo, pues “el codemandado (Ochoa) es un tercero respecto de la relación existente en virtud del contrato de seguro celebrado”.

La resolución señaló que como “la conducta culposa en la que la citada en garantía basó la exclusión de cobertura esgrimida, se atribuye al conductor (Ochoa), y este último (…) no reviste la condición de asegurado de Paraná Sociedad Anónima de Seguros conforme póliza N° 996.865 (…) debe revocarse la sentencia impugnada en cuanto declaró que en la especie se ha configurado la situación de exclusión invocada por la citada en garantía; y en consecuencia, corresponde hacer extensiva la condena a la aseguradora”.

En la misma inteligencia, el pronunciamiento indicó que, “aun en el supuesto de que una intoxicación alcohólica como la que se detectó en el conductor del automóvil cubierto por una póliza de seguro, hubiese configurado en término de la relación asegurativa, culpa grave que libera al asegurador de toda responsabilidad en el siniestro producido en tales condiciones psicofísicas, sólo la culpa grave del asegurado habría generado ese efecto (…), pues ni aun a través de la cláusula de una póliza aceptada al contratar el seguro la condición subjetiva que tipifica la cláusula de exclusión puede hacerse extensiva a conductas como las descriptas pero provenientes de otros sujetos a los efectos liberatorios de la responsabilidad del asegurador, pues sólo la culpa grave del tomador produce la exclusión de cobertura”.

Fuente: News Tiempo de Seguros, extraído de ComercioyJusticia.info

Fecha de actualización: 2012-06-01

 

   
Webmaster