'
Página Inicial
Nuestra Misión
Notas
Noticias
Educación Vial
Newsletters
Premios Obtenidos
Prensa
Galería de Videos
Galería de Imágenes
Conducta Móvil
La Guantera Vial
Enlaces
Contáctenos
La culpa grave del asegurado y la del conductor

Nota N° 167, Muy Interesante...Esto hay que saberlo! Jurisprudencia, por el Dr Gustavo Costas

La producción de un siniestro en la que el asegurado haya incurrido en culpa grave - adecuadamente comprobado- hace que quede explícitamente excluido de cobertura del seguro, de acuerdo a la Ley de Seguros. Análisis sobre sus implicancias

Antes de abordar de lleno el tema planteado puede resultar útil repasar qué se entiende por culpa grave del asegurado a través de la opinión de los más destacados autores:
Dice Nicolás Barbato en "Culpa grave y dolo en el Derecho de Seguros", pág. 142, que "la culpa grave opera como un límite a la asegurabilidad del riesgo, límite tras el cual no existe seguro."

Agrega el autor citado que "la culpa grave es una agravación subjetiva del riesgo que tiene lugar en forma súbita y concomitante o inmediatamente precedente al siniestro, por lo que la noción de culpa grave no forma parte del régimen general de agravación del riesgo".

Para Halperín "existe culpa grave cuando se omite la diligencia elemental de las personas menos previsoras y más especialmente cuando se incurre en ello por estar asegurado. Es en esencia la aplicación del criterio establecido por los arts. 512 y 902 del Código Civil" (Halperín-Morandi 2° edic. actual. pág. 860 - Ed - Depalma)

Por su parte, Bulló dice que la culpa grave "implica desbordar de manera extrema los límites de una conducta normal, omitiendo los cuidad y deberes elementales", agregando: "ya en la antigüedad se la definía como la demasiado negligencia, esto es, no entender lo que todo entienden, es decir un descuido extremo que impide su dispensa por acuerdo de partes". El derecho de Seguros Tomo II, pág 402 - Ed. Abaco)

Un fallo de 1970 indicaba que " la culpa grave es aquella conducta según la cual, atento a los grosero de la negligencia, es dable suponer que obrando de esa manera el siniestro se iba a producir" (CNCiv. Sala E "Boumberger, F. c/Libertad"), conf. cita de Bulló ob.cit. pág 403.

La póliza de seguros de autos

La Cláusula 21 de las Condiciones Generales de la Pólizas de Automotores dice: "El Asegurador queda liberado si el Asegurado o el conductor provoca por acción u omisión, el siniestro dolosamente o con culpa grave. No obstante el Asegurador cubre al Asegurado por la culpa grave del conductor cuando éste se halle en relación de dependencia laboral a su respecto, y siempre que el siniestro ocurra, con motivo o en ocasión de esa relación, sin perjuicio de subrogarse en sus derechos contra el conductor."

La culpa grave del asegurado: No todo es culpa grave

Por ser una exclusión de cobertura la jurisprudencia está nutrida de fallos que fijan un criterio muy restrictivo al momento de encuadrar la conducta del asegurado. No todo es culpa. Hasta podría decirse, en términos generales, que actualmente casi nada encuadra dentro del concepto de culpa grave, por lo que se debe ser muy cuidadoso al momento de rechazar un siniestro bajo esta figura. Veamos algunos casos:

"Cabe reiterar lo sostenido reiteradamente por este Tribunal en el sentido que para considerar la existencia de culpa grave debe aplicarse un criterio restrictivo, efectuándose una valoración de las circunstancias y particularidades de cada situación, configurándose sólo cuando media una manifiesta y grave despreocupación sobre la situación en que se encuentra el riesgo cubierto, actitud en la que no se hubiese incurrido de no existir el seguro, la que cabe identificarla más con la voluntad conciente que con el simple descuido, al punto que pueda decirse que la víctima ocasionó voluntariamente el siniestro (esta Sala, 13/XII/1988, en "Salvia Víctor c/El Porvenir Coop. de Seg. Ltda."; Sala B, 29/III/1985, en "Blengio Rubén c/La Equitativa del Plata S.A. de Seguros"; Sala D, 30/V/1984, en "Crespo de Tojo Blanca c/Fides Cía de Seguros SA"; etc.).-

Partiendo de ese concepto, es evidente que en el caso, más allá de las disímiles versiones dadas por el actor al hecho delictuoso de que fue víctima, lo cierto es que no puede considerarse que haya incurrido en culpa grave, en relación a sus obligaciones contractuales, por haber dejado transitoriamente abierto su automotor en el breve lapso que le insumía la apertura de la puerta del garaje de su domicilio. Esta conducta -como lo señala el "a quo"- es la comúnmente seguida por los automovilistas en circunstancias análogas.-
"Balián Sarkis c/ Seguros Bernardino Rivadavia Cooperativa Ltda. s/ordinario" - CNCOM - SALA C 12/3/04

De similar manera se dijo en autos: "Laugas, Angela c/ Omega Cooperativa de Seguros Ltda., s/ Ordinario" - CNCOM - SALA D - 20/12/2000:

"Que un automóvil (a raíz de un defecto mecánico que habría afectado su regular funcionamiento) haya sido estacionado en la vía pública entre las 15 horas y las 09,00 horas del día siguiente no revela "per se" la suma negligencia que caracteriza a la culpa grave del asegurado como factor de atribución así calificado.

Lo imputado por la demandada (esto es, la permanencia del vehículo en la intersección de las calles Acevedo y Warnes de esta Capital Federal durante lapso inferior a un día) no se presenta como una actitud reprochable a la asegurada bajo la perspectiva de la culpa grave, desde que la habitualidad de ese proceder aparece como hecho notorio a partir de la gran cantidad de automotores que en esta ciudad se encuentran en esa condición durante el día y la noche.

Creo yo que el proceder de la actora no es subsumible en la esfera prevista por el art. 70 de ley de seguros (Ley 17418), pues ni aún la circunstancia de que la asegurada (luego del infructuoso requerimiento de servicio mecánico al tallerista) no haya empleado medidas de vigilancia con relación al automóvil no es oponible como factor de atribución de incurrencia en culpa grave, pues no sería exigible de la asegurada la adopción de precauciones no corrientes."

Un caso claro de culpa grave: Diferencias con el anterior.

A fin de intentar ilustrar de manera más acabada el concepto voy a transcribir un fallo de características muy parecidas al anterior por haber dejado un rodado en la calle.

"Incurre en culpa grave el asegurado que deja estacionado su vehículo -luego sustraído- durante 52 días corridos en la vía pública en un lugar de alto índice de robos, ya apartado de su domicilio, sin adoptar medida razonable de resguardo y cuidad, salvo dejarlo estacionado y cerrado. Tal conducta no sólo resulta negligente al no tomar las precauciones normales que las circunstancias imponen, sino que tal negligencia es grosera, al adoptar los recaudos que en cambio hubiera tomado de no contar con el amparo del seguro. (C. Nac. Com., sala E, 28/02/91 - Armilio, Nicolás v. Helvética Argentina SA de seguros s/Daños y Perjuicios)".

Sólo cotejando la cantidad de días que quedaron ambos rodados estacionados y cerrados en el mismo lugar da una acabada pauta acerca de cuándo se configura para jurisprudencia la culpa grave, excluyente de cobertura. La actitud del propietario del segundo caso traído es tan grosera, tan abandónica, que el sólo paso del tiempo y la acumulación de tierra en el rodado estacionado, normalmente pudo haber atraído a los malvivientes a llevar su cometido. Y, creo que estamos todos de acuerdo que eso no hubiera sucedido se no existiera contrato de seguro de por medio

La exclusión de cobertura por culpa grave del conductor

Como veíamos arriba la cláusula 21 de las Condiciones Generales de la Póliza de automotores es clara cuando dice que el asegurado sólo estará cubierto por la culpa grave en la que incurra su dependiente laboral, en tanto y en cuanto se produzca en ocasión de esa relación.

Pero como la jurisprudencia habitualmente decreta la invalidez a ésta parte de la cláusula, condenando a las aseguradoras con fundamento en los arts. 158 y 114 de la Ley 17418, su análisis será motivo de análisis en próximas ediciones.

Fuente: Nota en Catálogo de Seguros

Fecha de actualización: 2012-08-17

 

   
Webmaster