'
Página Inicial
Nuestra Misión
Notas
Noticias
Educación Vial
Newsletters
Premios Obtenidos
Prensa
Galería de Videos
Galería de Imágenes
Conducta Móvil
La Guantera Vial
Enlaces
Contáctenos
Controles Sancionatorios

Nota Nº 3, por Fernando R. Labombarda, nota para Conducta Vial

El derecho contravencional regula, desde el punto de vista penal y administrativo, todas aquellas conductas que afecten o alteren la convivencia
armónica de una comunidad, que se observan en un sin fin de infracciones, entre ellas las de tránsito.
Esquemáticamente, el procedimiento judicial que atiende tales conductas debe asegurar la garantía constitucional del debido proceso, alguien acusa (el inspector de tránsito – la autoridad de comprobación), otro se defiende (el infractor) y un tercero juzga (el juez de faltas – la autoridad de juzgamiento).
Con relación a las infracciones de tránsito, las responsabilidades recaen en las autoridades descriptas en el artículo 70 de la ley 24.449. La Autoridad de Comprobación concentra el ejercicio de las funciones operativas de control y de investigación en el lugar, la captura de las infracciones viales y el trato directo con el infractor; obviamente no juzga y por ende, tampoco sanciona. La Autoridad de Juzgamiento se encarga de conducir los procesos en los cuales se juzga a los infractores ejercen o no su derecho de defensa y de cuyo resultado deriva la absolución o la condena; decididamente no controlan.
Es decir, resulta inconveniente suponer controles sancionatorios. Los controles son preventivos o represivos pero no sancionatorios, aun frente a la condena impuesta por la autoridad de juzgamiento, la finalidad derecho contravencional es de carácter meramente reeducador, concentra su interés en que la infracción no se vuelva a repetir a partir del aprendizaje y la toma de conciencia. La gravedad de la falta, los antecedentes y en su caso la reincidencia son elementos para aumentar la severidad del castigo e interpretar la "sanción" desde su concepción represiva.

Importante: La foto de la nota es de un control policial en rutas patagónicas. El puesto de control está mal ubicado ya que se ha instalado en medio de un cruce ferroviario e inmediatamente después de una curva, con todos los riesgos presentes para la correcta circulación de vehículos. Preocupa la falta de capacitación policial al momento de controlar.

Fernando R. Labombarda / CATRAI.
Nota de Mayo del 2009

Fecha de actualización: 2011-01-01

 

   
Webmaster