'
Página Inicial
Nuestra Misión
Notas
Noticias
Educación Vial
Newsletters
Premios Obtenidos
Prensa
Galería de Videos
Galería de Imágenes
Conducta Móvil
La Guantera Vial
Enlaces
Contáctenos
Hasta cuando?

Nota Nº 34, por el Periodista Alfredo Leuco

Hasta Cuando?
¿Hasta cuando le vamos a seguir llamando accidentes a los siniestros viales?
¿Hasta cuando vamos a seguir produciendo tragedias horrorosas en las rutas argentinas con esa mezcla explosiva que es la ausencia del estado y la soberbia imprudencia que tenemos al manejar?
¿Hasta cuando vamos a sacrificar vidas de nuestros hermanos en el altar de la locur...a por llegar tan rápido que no llegamos nunca?
¿Hasta cuando seguirá esta epidemia colectiva de no tomar conciencia de que choques en las calles y en las rutas hay en todos lados pero en pocos países tienen la brutalidad y la cantidad de víctimas fatales que se producen en nuestro país?
Ojo con este tema.
Porque Argentina sigue ocupando los primeros lugares en muertos en siniestros viales.
Y los gobiernos tienen mucho por hacer pero los ciudadanos también tenemos muchas responsabilidades y culpas en todo esto.

¿Hasta cuando vamos a permitir que rutas como la 7 no se conviertan en autopistas?
¿Cuántos muertos más son necesarios para demostrar que esa ruta está colapsada? Que no aguanta más el tránsito que tiene.
¿Hasta cuando vamos a soportar que no haya un plan integral para reformular el tránsito en todo el territorio nacional? Que contemple las nuevas realidades. Que invierta todo lo que hay que invertir en autopistas seguras y que recupere de una vez por todas las red ferroviaria para que por lo menos el 50% de la carga que se transporta en camión se haga por tren?
¿Se imaginan las rutas con la mitad de los camiones circulando? Además el tren es mas seguro, más barato y mucho menos contaminante. Hay que hacer una verdadera revolución con el transporte. Se avanzó mucho, pero esta visto que no alcanza.

Corremos de atrás a los problemas
¿Hasta cuando vamos a permitir que cualquier persona irresponsable maneje un colectivo, una camioneta o un camión?
¿No comprendemos que tiene un arma en la mano? Qué ponen en peligro su vida y la de la gente que transporta.
¿Es indignante que el chofer del colectivo de San Luis haya estando escuchando música con los auriculares puestos y por eso no escuchó las advertencias de la locomotora? ¿Y no vió nada? ¿Y se le quedó el colectivo en las vías y solo atinó a escaparse el y dejar a las tantas chicas a merced de la muerte?
¿Estamos todos locos?
¿Hemos perdido los mínimos reflejos solidarios?
¿Tan poco nos importa el prójimo?
¿Quién será el próximo?
Uno se estremece de dolor de solo pensar en esas chicas del colegio de San Luis que iban a misionar, a llevar su voz y su colaboración a otros semejantes que tienen necesidades. O los pibes de las escuelitas de fútbol que murieron ayer cerca de Chacabuco? Le repito porque a un padre no le entra en la cabeza. Solo iban a hacer lo básico que le gusta hacer a cualquier chico: jugar al fútbol.

Soñar con un gol y una camiseta. Pero un camión imprudente, un chofer que llevaba la combi a 130 km por hora y unas banquinas que son criminales directamente llevaron esos pibes a la muerte? ¿Por qué? ¿Hasta cuando?
¿No nos alcanzó con el drama y las enseñanzas que nos dejó la tragedia del colegio Ecos?
¿No aprendemos más del dolor?
¿No cerramos más nuestras heridas?
¿No terminamos de llorar a las chicas de San Luis y empezamos a llorar a los chicos de General Villegas y Junín? Y por la persona que quedó atrapada en Benavidez hace unas horas porque un tren arrolló su auto. Insisto;
¿Hasta cuando?
Y otro accidentes más en la ruta 9 a la altura de San Nicolas con dos muertos. ¿Qué nos pasa?
¿Cuánta sangre hace falta para calmar nuestro vértigo suicida?

Yo se que hay estadísticas y una ley muy moderna que se aprobó hace poco. Podemos hacer un diagnóstico y decir que la ruta 7 está entre las 3 en las que se producen mas colisiones y choques. Que hay errores humanos. Que faltan autopistas modernas y controles de alcoholemia. Que hay que colocar mejores señales. Y más campañas y educación vial desde la escuela porque es educar para la vida. Asi como los argentinos sentimos orgullo por tantas cosas maravillosas que tenemos, de la misma manera tenemos que sentir vergüenza por ser uno de los países del mundo con mas siniestros y mas muertos en las rutas.
¿Hasta cuando vamos a permitir que las rutas sean trampas mortales en las que nos metemos porque creemos que a nosotros nunca nos va a pasar nada?
¿Hasta cuando vamos a subestimar tanto a la muerte y despreciar tanto a la vida?
Eso me pregunto en estos días terribles y desgarradores. ¿Hasta cuando?

Nota del Blog de Alfredo Leuco, 7 de Noviembre de 2011

Fecha de actualización: 2011-11-11

 

   
Webmaster