'
Página Inicial
Nuestra Misión
Notas
Noticias
Educación Vial
Newsletters
Premios Obtenidos
Prensa
Galería de Videos
Galería de Imágenes
Conducta Móvil
La Guantera Vial
Enlaces
Contáctenos
Jóvenes usuarios de la Vía Pública

Nota Nº 35, por Fernando Ulloa, Responsable de Conducta Vial

Que deben o pueden hacer los padres de hijos adolescentes para que estos últimos sean usuarios responsables de la vía pública y así cuiden su vida y la de los demás.

La problemática de los accidentes de tránsito, mejor llamados “siniestros viales”, no es solo de conductores de vehículos sino que es un problema que atañe a todos los usuarios de la vía pública: conductores, acompañantes, peatones, motociclistas, etc.
Para los padres seguramente los temas relacionados a la conducción de automóviles o motocicletas por parte de sus hijos sean más preocupantes que otros temás no por ellos menos importantes.
Ante todo es necesario el diálogo entre padres o tutores e hijos, especialmente si se tiene en cuenta que tres de cada cuatro adolescentes reconocen que sus propios padres serían la mejor influencia para lograr que conduzcan de manera más segura. Para el padre el diálogo con su hijo adolescente debe ser una comunicación entre los dos para tener éxito. Esto significa que el padre o tutor debe hablar y escuchar a su hijo. Como adulto, es importante que el padre tome la iniciativa y no espere hasta el último momento para tratar el tema de conducir con su hijo adolescente. El enseñar a un hijo adolescente a conducir es más que sentarse detrás del volante de su auto o moto. Es un proceso que empieza mucho antes con el diálogo, el cual es reforzado por su propio ejemplo.
Considere estas puntos:
° Asegúrese que las conversaciones con su hijo o hija sean un diálogo franco sobre cómo conducir. Demuéstrele que entiende su emoción e inquietudes y comparta sus puntos de vista y experiencia como conductor,
° Identifíquese con el deseo que tiene de conducir de manera inteligente. Las investigaciones indican que los adolescentes no aspiran a ser conductores precavidos, pero sí aspiran a conducir de una manera inteligente, ya que esto combina la habilidad de conducir y la seguridad,
° Celebre el logro de obtener la licencia de conducir y subraye la responsabilidad que ésta representa,
° No termine el diálogo una vez que su hijo obtenga su licencia. Este diálogo es sumamente importante, sobre todo durante los primeros meses donde empieza a conducir por su cuenta.
Los temas centrales que el padre debe hablar y reflexionar con sus hijos, ya que estos son el eje central de la gran problemática vial son:
° El uso del Cinturón de Seguridad;
° Los excesos de velocidad;
° Las distracciones (uso de celulares y tecnología);
° El cansancio y somnolencia;
° La ingesta de alcohol antes de conducir vehículos;
° Las drogas y conducción;
° Las motocicletas y uso de cascos.

Fernando Alberto Ulloa
Responsable de Conducta Vial

Octubre del 2011

Fecha de actualización: 2011-11-12

 

   
Webmaster