'
Página Inicial
Nuestra Misión
Notas
Noticias
Educación Vial
Newsletters
Premios Obtenidos
Prensa
Galería de Videos
Galería de Imágenes
Conducta Móvil
La Guantera Vial
Enlaces
Contáctenos
Quiero conducir...quiero vivir!

Nota N° 252, Incongruencias en la Seguridad Vial

Es curioso el doble concepto, por no decir la doble moral, que se utiliza en los temas relacionados con la seguridad vial. Pareciera que los accidentes de tráfico, como desafortunadamente se llama a los hechos viales, son una cosa, y la seguridad vial otra.

Si hablamos de conducir mal o bien, son los demás los que siempre lo hacen mal. Si hablamos de multas, no son sanciones sino medidas recaudatorias. Si mencionamos cifras de víctimas, casi nunca se hace referencia al mal estado de la vía. Y si hablamos de justicia, las penas por condenas por homicidio imprudente en siniestros viales, no tienen nada que ver con las penas impuestas por este mismo concepto en cualquier otra causa en la que se juzgue por homicidio.

Lo mismo sucede a la hora de la implicación política. También se da esa dualidad.

Según las últimas noticias aparecidas sobre indultos a kamikazes y delincuentes viales, José María Aznar tiene el record con 313 indultos. Pero durante su mandato, el director de Tráfico, lucho para que las sentencias por delitos viales aumentaran y se introdujera en el Código Penal cambios para condenar la conducción con alcohol. Nada que ver con las posteriores y desafortunadas declaraciones del expresidente sobre que nadie le tenía que decir cuánto beber o a qué velocidad tenía que ir.

José Rodríguez Zapatero, concedió 22 indultos durante su mandato. Pero durante las dos legislaturas se consiguió la mayor reducción de victimas y el establecimiento de medidas y leyes contra la violencia vial.

Mariano Rajoy, en los pocos meses que lleva gobernando, ha concedido 7 indultos a delincuentes viales. Pero, con el tiempo, se le atribuirá la puesta en marcha de las oficinas de atención a las víctimas, durante su mandato.

Las aseguradoras, pelean, escatiman, racanean cualquier indemnización a víctimas o padres y familiares de víctimas. Pero hacen donaciones para temas y enseñanza de seguridad vial.

Cuando hablamos de seguridad vial estamos pensando en esa clase que reciben los niños en algunos colegios, o esa visita de los pequeños al parque de seguridad vial, en aquellos afortunados municipios que lo tienen o una concejalía responsable y concienciada con el tema.

Pero las asociaciones de víctimas, año tras año, gobierno tras gobierno, se desgañitan pidiendo una asignatura de seguridad vial obligatoria para los niños y jóvenes en edad escolar y no lo consiguen.

¿Qué le pasa a esta sociedad y a sus dirigentes políticos? ¿Creen que la seguridad vial es una cosa y los muertos en siniestros de tráfico es otra? Pues, no. Es lo mismo, solo que la seguridad vial se vende bien en la foto. Y las muertes…

No más indultos para los delincuentes viales y más implicación y apoyo a la educación vial. “Un niño educado es un futuro conductor concienciado”

Por favor, no dejéis de leer todos los enlaces que contiene este post. Son los que están escritos en cursiva.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, víctima de un conductor borracho. Perdió a su única hija por un conductor con alcohol. Escribe, especialmente a los jóvenes, para concienciar sobre los accidentes de tráfico, fomentar una conducción responsable.

Fecha de actualización: 2013-03-01

 

   
Webmaster