'
Página Inicial
Nuestra Misión
Notas
Noticias
Educación Vial
Newsletters
Premios Obtenidos
Prensa
Galería de Videos
Galería de Imágenes
Conducta Móvil
La Guantera Vial
Enlaces
Contáctenos
Conducción en moto: contra la climatología adversa

Nota N° 264, Conducir una moto bajo condiciones meteorológicas adversas no es lo ideal pero, a veces, el factor sorpresa hace de las suyas.

Conducir una moto bajo condiciones meteorológicas adversas no es lo ideal pero, a veces, el factor sorpresa hace de las suyas. Aquí te mostramos algunos consejos para obtener la máxima adherencia si la lluvia, la nieve o el hielo hacen acto de aparición.

Conducir una motocicleta en circunstancias normales (asfalto seco en buen estado, temperatura razonablemente alta, visibilidad suficiente…) es ya de por sí una actividad lo bastante delicada (y peligrosa, para qué engañarnos) como para tomársela a la ligera. Son numerosos los factores que el motorista debe tener en cuenta para llegar sano y salvo a su destino, incluyendo la elevada probabilidad de que cualquiera de los vehículos que le rodean cometa algún error (por acción u omisión) capaz de hacerle volar por los aires en el momento más inesperado.

Pero cuando la meteorología se complica (lluvia, nieve, hielo…) el peligro aumenta aún más debido a la disminución de la adherencia, esa fuerza amiga que sujeta nuestros neumáticos sobre el asfalto, obligándonos a extremar las precauciones y adaptar nuestra conducción con el objetivo de compensar en lo posible la aludida disminución.

Precauciones:
Aumentar la distancia de seguridad.
Disminuir la velocidad.
Ser mucho más “fino” y progresivo tanto al acelerar o frenar como al inclinar la moto.
Inclinar menos que en seco, lo que obliga a un paso por curva a inferior velocidad
No frenar con la moto inclinada bajo ningún concepto, sobretodo con la rueda delantera.
Usar proporcionalmente más la retención del motor y también el freno trasero para reducir la velocidad.
Atención especial al estado de los neumáticos: peligro de “aquaplanning” si el dibujo tiene poca profundidad.
Procurar no acelerar, frenar o inclinar la moto sobre la pintura blanca del pavimento (señalización horizontal), que tan generosa y negligentemente se prodiga en ciudades y en carreteras. “Finura” extrema en estas circunstancias a menos que quieras acabar por los suelos en una fracción de segundo.
Evitar charcos o acumulaciones de agua. Si no hay más remedio debe hacerse a poca velocidad e inclinando lo menos posible.
Atención especial al trazar curvas a la sombra en condiciones de frio intenso y alta humedad: peligro de hielo sobre el asfalto.
Extremar las precauciones, sobre todo al empezar a llover, porque en estas circunstancias la adherencia disminuye en mayor medida.

Fuente: SoyMotero.net: http://www.soymotero.net/conduccion-en-moto-contra-la-climatologia-adversa-10093

Fecha de actualización: 2013-04-12

 

   
Webmaster