'
Página Inicial
Nuestra Misión
Notas
Noticias
Educación Vial
Newsletters
Premios Obtenidos
Prensa
Galería de Videos
Galería de Imágenes
Conducta Móvil
La Guantera Vial
Enlaces
Contáctenos
Conducción a la defensiva

Nota N° 289, Por Leonardo Octavio Loor Mendoza

Manejar a la defensiva significa anticiparse y pensar por los demás.

En el mundo de la conducción intervienen tres factores:
factor humano, factor vial y factor máquina. Si estos factores trabajaran de la mano los problemas en la red vial fueran mínimos; pero el que más tiende a fallar es el factor humano, es por eso que los conductores tenemos la obligación de realizar una conducción defensiva.

Pero que significa esta frase: veamos.
El manejo defensivo o eficiente se basa principalmente en que el conductor que circula sobre una vía o camino deberá manejar atento a los errores de los demás conductores, sin llegar jamás a la utilización de la agresión o la violencia.

Muchos accidentes hubieran podido evitarse si alguno de los que intervinieron en ellos hubiera cubierto la falta de precaución del otro.

Reglas del manejo a la defensiva:

* Estar siempre alerta, para evitar sorpresas.

* Mantener la vista no solamente en el camino sino también a los lados.

* Utilice los espejos.

* Cuando no tenga visibilidad completa reduzca la velocidad.

* Al conducir, tenga dominio absoluto del vehículo.

* Anticipe sus movimientos, a los otros conductores, al maniobrar y al frenar.

* Anúncielos con suficiente anticipación.

* Aunque usted tenga derecho de paso, observe la circulación de los otros vehículos.

* No presuponga que le darán el paso.

* No agreda a los demás, ni por provocación ni por venganza.

* Anticípese a la reacción de los peatones, principalmente en las escuelas, hospitales, etc.

* El conductor en todo momento deberá de desconfiar de todos los elementos que se encuentran en el camino y cuando algún imprevisto lo trate de sorprender, deberá tener un plan de acción para poder maniobrar y controlar la situación.

* Tener los conocimientos básicos relacionados a los lineamientos que regulan y controlan el tránsito de vehículos y personas, además saber cuándo y dónde deben de aplicarse. En resumen el manejo a la defensiva se refiere a que un conductor supone que otro conductor hará algo indebido y deberá prepararse para eso, y poner en juego las medidas de seguridad de un conductor profesional.

Otro aspecto que tenemos que contemplar es la obediencia a las señales de tránsito tanto vertical, horizontal y semáforos. En cuanto a las señales de tránsito, muchas de estas son ignoradas por los conductores y la luz roja del semáforo es interpretada como si fuese verde y al irrespetarse dicha luz da como resultado un alto índice de estar involucrado en un accidente de tránsito, es por eso que llamo a la conciencia de los conductores a respetar dichas señales y convertir la conducción en algo seguro y placentero.

Campaña “Unidos por Nuestra Seguridad Vial”

¡Únase a la campaña dando click aquí!

Luís Manuel Can Rosel

Fecha de actualización: 2013-05-08

 

   
Webmaster