'
Página Inicial
Nuestra Misión
Notas
Noticias
Educación Vial
Newsletters
Premios Obtenidos
Prensa
Galería de Videos
Galería de Imágenes
Conducta Móvil
La Guantera Vial
Enlaces
Contáctenos
Cada conductor alcoholizado que muere provoca otras cuatro muertes

Nota N° 309, El dato se desprende de las estadísticas de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, que además demuestra que la tasa de mortalidad (respecto de la de heridos) es sensiblemente mayor en rutas que en zonas urbanas y suburbanas

Cada conductor alcoholizado que muere en un siniestro vial provoca otras cuatro muertes "pasivas". A su vez, la tasa de mortalidad aumenta sensiblemente cuando el choque ocurre en una ruta, respecto de las consecuencias que acarrea un hecho vial en áreas urbanas y suburbanas. Con vistas a disminuir esta relación entre alcohol y muerte, el Ministerio del Interior y Transporte de la Nación piensa enviar al Congreso en los próximos días un proyecto de ley "para modificar la ley de tránsito vigente y bajar a cero la tolerancia de alcohol al conducir en las rutas nacionales", según anunció el titular de esa cartera, Florencio Randazzo.

En los últimos años, la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) lanzó el programa "Conductor Responsable" y campañas con especial hincapié en la relación alcohol-conducción. Dos de los mensajes remarcaban que "un conductor alcoholizado incrementa en 17 veces el riesgo de estar involucrado en un accidente fatal" y que "el alcohol al volante incrementa los errores un 17% y retarda el tiempo de reacción en un 10,3 por ciento".

Según la Ley 24.449, se permiten hasta 500 miligramos por litro de sangre en caso de vehículos particulares, y cero para los profesionales. "Daremos un salto cualitativo en materia normativa que, junto con el incremento de controles y los esfuerzos que estamos realizando en concientización, nos ayudará a seguir salvando vidas en rutas y caminos de nuestro país", sostuvo Randazzo, y agregó: "Le pediremos a la provincia de Buenos Aires y al resto de las jurisdicciones que nos acompañen e impulsen esta iniciativa" en sus territorios.

El anuncio tuvo diferentes repercusiones entre entidades y especialistas del tránsito. Fabián Pons, de CESVI, consideró que "es para la tribuna", y acotó: "Detectamos que con 0,3 gramos se pierde sólo un 10% de reflejos y un 17% de precisión en maniobras finas, por lo que es aconsejable bajarlo a 0,2 como en Europa, no a cero, porque se presta a malentendidos o coimas. Comiste un bombón con licor y ya te da positivo." En cambio, para Lucila De la Serna, madre de Benjamín, fallecido en la tragedia vial de los alumnos del colegio Ecos, "es un muy buen proyecto. Ojalá que salga, porque hay muchas presiones de empresarios, por los negocios en las rutas, o los circuitos de vinos y bodegas".

Si bien mediante programas de concientización y control se logró reducir un 50% las alcoholemias positivas, los números siguen siendo significativos, sobre todo los fines de semana (el sábado abarca el 20% del total de siniestros) y en el grupo etario de 24 a 28 años, donde el 20% de los hombres manejan alcoholizados (las mujeres, alrededor del 5%).

La Dirección Nacional del Observatorio Vial da cuenta de que los heridos graves según zona de ocurrencia del siniestro se reparten en un 85% en zona urbana/suburbana, y sólo un 15% en la no urbana. Sin embargo, la diferencia se achica al analizar los fallecidos en el lugar del hecho, con una alta mortalidad en rutas, donde trepa a un 44% del total.

Durante el último verano, los controles en todo el país arrojaron un índice de alcoholemia positiva del 7,6%, con diferencias regionales: en el NOA, el porcentaje trepó al 27% de las actas labradas. Un proyecto de Tolerancia Cero ya impulsado en el Congreso por el senador mendocino Adolfo Bermejo prevé retenciones por un plazo que no exceda las 12 horas, y una multa por falta grave si el conductor se niega a hacerse el test.

Viviam Perrone (madre de Kevin, víctima del tránsito, y ex titular de Madres del Dolor) afirmó: "Para las rutas es más positivo que para las ciudades, porque es más larga la distancia y los sentidos deben estar más alerta. Se iguala al conductor particular y a los profesionales. Sabemos que el cero no es tán común, y no hay nadie que haya matado conduciendo con 0,5. Los últimos casos, como los de Pablo García o el hijo de Bárbara Durand (Gianmarco Dolce), tenían más de 1 gramo de alcohol en sangre. Lo que se necesita es controlar, sobre todo a la madrugada los fines de semana." «

En chile, una experiencia con resultados positivos
Al ser un valor establecido de forma convencional por cada sociedad, la tolerancia permitida al alcohol varía entre los países. Un informe reciente de Seguridad Vial de la OMS destaca que Corea, República Checa, Eslovaquia, Hungría, Qatar, Rumania y Rusia tienen Tolerancia Cero. En cambio, Madagascar, Irlanda, Honduras y Finlandia establecieron un 0.8, al igual que Estados Unidos. España mantiene un 0,5 y un 0,3 para profesionales. En la región, Brasil llega a un 0,2; y Uruguay: 0,3. La experiencia de Tolerancia Cero fue asumida hace poco más de un año en Chile, con resultados positivos, tal como lo anunciaron sus autoridades. Destacó que en 2012 disminuyeron casi un 30% los siniestros asociados al consumo de alcohol en la conducción: de 5.046 en 2011 a 3677 en 2012. En la región de Antofagasta, por ejemplo, durante el año pasado hubo 71 hechos de tránsito vinculados al alcohol, frente a los 173 del 2011, con cien heridos menos. “En comparación al 2011 hubo 57 muertos menos. Esta es la cifra más baja en los últimos 10 años”. En 130 mil controles, de cada 20 conductores controlados 19 respetaron la normativa. A su vez, un estudio del Automóvil Club de Chile reflejó que el 81% de los encuestados valoran positivamente la Tolerancia Cero.

Fuente: Tiempo Argentino:
http://tiempo.infonews.com/2013/06/04/sociedad-103134-cada-conductor-alcoholizado-que-muere-provoca-otras-cuatro-muertes.php

Fecha de actualización: 2013-06-05

 

   
Webmaster