'
Página Inicial
Nuestra Misión
Notas
Noticias
Educación Vial
Newsletters
Premios Obtenidos
Prensa
Galería de Videos
Galería de Imágenes
Conducta Móvil
La Guantera Vial
Enlaces
Contáctenos
En los chicos, el cinturón solo no alcanza

Nota N° 366, Los especialistas recomiendan usar también reductores para evitar el "efecto submarino".

La ley de tránsito nacional (24.449) establece que los menores de 10 años tienen que viajar atrás. Los especialistas en seguridad vial indican que hasta los 4 años, deben ir en sillas adecuadas a su edad, peso y altura. Sin embargo, es sorprendente observar la cantidad de chicos que viajan parados mirando por la luneta trasera del auto y otros sentados en la falda del acompañante delantero o en sus brazos.

El cinturón correctamente colocado en un adulto debe pasar por delante del hombro, sobre la clavícula, el pecho, y por la cadera, a la altura de la pelvis, evitando que presione la parte alta del abdomen. Es un elemento que se construye para un adulto de 1,45 a 1,50 m, es decir que un nene de 1,20 m, por ejemplo, no lo va a utilizar de manera efectiva, porque es "inercial" y funciona ante un "tirón": si ese "tirón" no se produce, el cinturón no se "activa", no traba.

Eso es lo que sucede muchas veces por la baja estatura del ocupante: el cinturón queda como estaba y no se activa. Entonces, el chico pasa por abajo, como si se metiera algo en una bolsa sin fondo y siguiera de largo. Este fenómeno se llama "efecto submarino" o "submarinización", por eso los chicos que miden hasta 1,50 m de altura, aproximadamente, deben ir sentados en las sillas especiales.

Fecha de actualización: 2014-07-16

 

   
Webmaster