'
Página Inicial
Nuestra Misión
Notas
Noticias
Educación Vial
Newsletters
Premios Obtenidos
Prensa
Galería de Videos
Galería de Imágenes
Conducta Móvil
La Guantera Vial
Enlaces
Contáctenos
Al mal tiempo… ¡buenos consejos!

Nota N° 368, Expertos de la red de Talleres Bosch Service brindan 5 tips para manejar en condiciones climáticas desfavorables

El invierno trae consigo algunos factores que ponen en riesgo la seguridad a la hora de manejar: lluvia, niebla u otros fenómenos meterológicos. ¿Qué hacer cuando nos sorprenden en el camino?

No se puede controlar al clima, pero sí es posible adaptar las técnicas de manejo a las condiciones meteorológicas siguiendo unos simples consejos.Antes que nada, es imprescindible asegurarse de que el auto esté en condiciones óptimas, conservando sus virtudes tal como estaban cuando salió de fábrica. De lo contrario, hasta el piloto más experimentado corre el riesgo de cometer fallas,aunque aplique la maniobra correcta en el momento justo. Es imprescindible hacer los chequeos correspondientes (indicados en el manual del vehículo) y un mantenimiento periódico en un taller de confianza: con profesionales altamente capacitados, la tecnología necesaria y repuestos originales.

Una vez que el auto está en condiciones, no dejes de tener en cuenta estos 5 consejos:

Mantené una distancia precavida con los demás coches: frenar en una superficie mojada lleva mucho más tiempo que en una superficie seca. Es por esto que debemos mantener una mayor distancia entre autos para aumentar el trayecto de frenado. La recomendación es mantener más de dos autos de distancia entre su vehículo y el vehículo que le preceda.

Revisar los neumáticos con frecuencia: chequear la presión, y el desgaste de la cubierta. El dibujo debe tener como mínimo 2 mm de profundidad.Asegurar que los neumáticos estén correctamente inflados previene complicaciones al frenar sobre calles mojadas, húmedas o resbaladizas. Las especificaciones de presión se encuentran en el borde de la puerta, en el manual del auto, en la tapa de nafta, o se pueden consultar en el tallerBosch Car Service más cercano.

Disminuir la velocidad: al caer las primeras gotas, el agua se mezcla con la suciedad y se forma sobre el asfalto una especie de aceite, peligrosamente resbaladizo. Disminuir la velocidad permite que la cubierta o banda de rodamiento del neumático haga contacto con el suelo y se adhiera al asfalto,generando una mejor tracción.

Hacerse ver: además de encender las luces de posición, hay que circular con las bajas. También en caso de lluvias muy intensas se recomienda usar las luces anti niebla. Esto no sólo mejorará la visibilidad del conductor, sino que facilitará al resto de los vehículos la identificación del auto.

Asegurar la visibilidad: se debe contar siempre con escobillas en buen estado y limpias, para evitar el flujo continuo de agua sobre el parabrisas que impide una correcta visión del camino. Lo ideal es cambiarlas una vez por año.

Fuente: Talleres Bosch

Fecha de actualización: 2014-07-18

 

   
Webmaster