'
Página Inicial
Nuestra Misión
Notas
Noticias
Educación Vial
Newsletters
Premios Obtenidos
Prensa
Galería de Videos
Galería de Imágenes
Conducta Móvil
La Guantera Vial
Enlaces
Contáctenos
No hay educación vial si el adulto no da el ejemplo

Nota N° 39, por Ingrid Waisman

El tema de la educación vial es complejo. Hoy tenemos numerosos programas, públicos, privados y de ONG, que se aplican desde la infancia.

Quizá los chicos puedan cambiar conductas muy arraigadas en nuestra sociedad. Pero no sirve de nada impartir conocimientos desde la escuela si los adultos no predican con el ejemplo.

El niño aprende que sólo hay que cruzar por la zona permitida y respetar los semáforos, pero su mamá hace todo lo contrario cuando los lleva de la mano o maneja.

Creo que la información sobre riesgos y prevención debe brindarse en forma específica, para cada tipo de accidentes.

Por ejemplo, no sirve decir: “Maneje con cuidado”. Las indicaciones deben ser concretas: qué tipo de cuidado, cuándo, dónde, cómo.

Los grupos de riesgo merecen un enfoque especial: adolescentes, varones jóvenes y conductores novatos son más propensos a chocar. En varios países se instrumentan carnés graduales y supervisados.

La legislación debe adecuarse a lo que sabemos sobre prevención y facilitar el acceso a toda la población.

Si carecen de recursos, hay que suministrar sillitas para niños; cascos para ciclistas y motociclistas; cinturones de seguridad.

Las leyes deben cumplirse, ser parejas para todos y la autoridad de aplicación debe ser confiable. Un buen ejemplo es la creación de la Policía Caminera en nuestra provincia. Aun con limitaciones y críticas, se ha logrado mejorar las cifras de siniestralidad vial.

Por Ingrid Waisman (Médica pediatra y neonatóloga, Río Cuarto, Provincia de Córdoba)

Nota extraída del Diario La Voz del Interior de la Provincia de Córdoba el día 08/11/2011

Fecha de actualización: 2011-11-15

 

   
Webmaster