'
Página Inicial
Nuestra Misión
Notas
Noticias
Educación Vial
Newsletters
Premios Obtenidos
Prensa
Galería de Videos
Galería de Imágenes
Conducta Móvil
La Guantera Vial
Enlaces
Contáctenos
Con las motos como protagonistas

Nota N° 41, por Fabián Cuello, Crecimiento de accidentes de tránsito en Santiago del Estero

En los últimos años, la cantidad de accidentes de tránsito, en especial en los que intervienen motovehículos, aumentó en forma considerable en la provincia de Santiago del Estero. Esto genera gran preocupación en las autoridades, quienes no encuentran una solución a este flagelo que cobra muchas vidas y deja muchas personas incapacitadas, sobre todo a jóvenes. Esta situación hace colapsar el Servicio de Traumatología del Hospital Regional Dr. Ramón Carrillo, donde son derivadas todas las víctimas de accidentes de tránsito ocurridos en el territorio provincial por ser el único establecimiento que cuenta con servicio de cirugía de emergencia y traumatología.

Según datos del Servicio de Emergencia y Accidentología del Ministerio de Salud de la Provincia de Santiago del Estero, brindados por el jefe del Servicio de Traumatología del Hospital Regional Dr. Ramón Carrillo, Carlos Scaglione, y que fueron publicados en el diario El Liberal el 30 de marzo de 2011, de cada 100 accidentados atendidos durante marzo último, el 39 % sufrió heridas graves, que provocaron incapacidades de diferentes grados; el 33,7 % tuvo heridas leves; el 3,6 % murió; y el resto padeció lesiones de carácter intermedio.
Las cifras de los registros del Servicio de Traumatología del mencionado nosocomio arrojaron que, en enero de 2011, se atendieron 330 víctimas de accidentes de tránsito, 70 de las cuales llegaron con heridas leves y 36 con heridas graves, mientras que se registraron 14 muertes. En febrero hubo 226 casos, de los cuales un 33 % fueron heridos leves y un 36 %, heridos graves. Scaglione especificó también que los sábados y domingos se producen el 56,5 % de los accidentes de tránsito, de los cuales prácticamente un 40 % son protagonizados por motocicletas de distinta cilindrada: “Llamativamente, la mayoría de los accidentes se dan en horarios diurnos. La franja que va entre las 12 del mediodía y las 6 o 7 de la tarde es la que registra más del 60 % de los accidentes. Ocurre que ese es el horario de mayor densidad de circulación”.
Sobre el caudal de pacientes que se recibe en el Servicio de Traumatología del Hospital Regional Dr. Ramón Carrillo, Scaglione detalló que “el 50 % de los casos que se atienden semanalmente en Urgencias ocurre entre viernes, sábados y domingos y, de esos pacientes, el 60 % llega con traumatismos de diferente gravedad por accidentes de tránsito, la mayoría en motos”.

Motociclistas
De acuerdo con los registros del citado hospital, en los últimos cinco años, el 86 % de los pacientes que ingresaron al Servicio de Traumatología fueron víctimas de accidentes de tránsito protagonizados por motociclistas y, de ellos, un 65 % ingresó con lesiones graves. A su vez, según los registros del Servicio de Traumatología, la cuarta semana del mes es cuando más accidentes de motovehículos se producen. En promedio, en la primera semana de cada mes se registran un 14 % de los casos; en la segunda, un 25 %; en la tercera, un 16 %; y en la cuarta, un 42 %.
Scaglione advirtió que “en estos momentos estamos con el servicio colapsado y tenemos internados que deben derivarse hacia otros servicios porque la Sala de Traumatología está llena, lo mismo que la de Cirugía de Emergencia. Prácticamente colapsó: no sólo el servicio, sino el sistema porque tenemos que internar a nuestros pacientes en otros servicios”.
Según datos del Servicio de Emergencia y Accidentología del Ministerio de Salud provincial, los choques de una motocicleta con otro vehículo de mayor porte representan el 84 % del total de los accidentes: un 70 % son producidos por imprudencia, un 28 % por conductores en estado de ebriedad y el resto por imprudencia o impericia.

Sistema
Esta altísima siniestralidad tiene un enorme efecto económico en el sistema de salud pública de la provincia ya que la mayoría de los accidentados ingresan con politraumatismos varios, lo cual significa que hay varias lesiones, fracturas múltiples y lesiones orgánicas. Se trata de pacientes de gran riesgo que producen un enorme costo en el sistema de salud.
Scaglione precisó en este sentido que “no hay un tiempo exacto para determinar la recuperación del paciente, pero una herida politraumática, grave, puede llevar un período de internación de entre 45 días y dos meses. En el proceso intervienen otros cirujanos y recién cuando los órganos vitales están mejor intervenimos los traumatólogos para colocar placas o tornillos”.
Los costos que demanda la recuperación de un paciente accidentado son enormes. El material de osteosíntesis que hay que colocar en la zona afectada es muy costoso. Por ejemplo, los clavos endomedulares para fractura de fémur cuestan, en promedio, 5 mil pesos y el material de osteosíntesis para fractura de muñeca tiene un costo promedio de 2 mil pesos. Una fractura básica, por ejemplo de fémur, si tiene pérdida de elementos de partes blandas, como piel o músculos, necesita durante un largo período un aparato externo llamado “tutor”, además de los clavos endomedulares o placas que deben colocarse para fijar la fractura.
Cuando el accidentado no cuenta con obra social que cubra la compra del material quirúrgico, se realiza un trámite en el Ministerio de Salud y Bienestar Social de la provincia, que otorga un subsidio para la compra; es decir, toda la sociedad termina soportando el excesivo gasto en salud producto de los accidentes de tránsito.
A ello debemos agregar el impacto económico que el accidentado produce al tener que permanecer un prolongado lapso de tiempo sin trabajar ni realizar actividad alguna ya que el tiempo de rehabilitación en ningún caso es menor a cuatro o cinco meses; ya sea que el accidentado se desempeñe en el sector público o privado, la empresa o el Estado deben seguir pagando el sueldo a esta persona sin que ésta pueda producir.

Cantidad
De acuerdo con las cifras aportadas por la Dirección Nacional de los Registros Nacionales de la Propiedad Automotor y de Créditos Prendarios (DNRPA), la provincia de Santiago del Estero tenía registradas 90.123 motos a marzo de 2011, lo cual da una idea de la excesiva cantidad que se encuentran en circulación, teniendo en cuenta que la provincia tiene una baja densidad poblacional. Hay que considerar, además, que no están registrados casi un 50 % de los motovehículos que circulan.
También, en Santiago del Estero, y esto es una situación que diariamente observo en el ejercicio de la profesión de abogado, las motocicletas retiradas de circulación en los controles vehiculares (por falta de documentación, adulteración de la numeración, etc.) reingresan a circular porque los jueces los entregan a depositarios judiciales. Entonces es muy común ver que el motociclista circula libremente sin documentación: sólo con una autorización judicial que lo acredita como depositario judicial.

Conclusiones
Vistas las estadísticas del Servicio de Emergencia y Accidentología del Ministerio de Salud provincial y los datos del Hospital Regional Dr. Ramón Carrillo, es claro ver que poco o nada se hizo en la provincia para revertir este sombrío panorama, que ya se convirtió en un “flagelo social” y que, lamentablemente, continúa en aumento. Esta situación tiene un alto impacto en el sector asegurador ya que las aseguradoras se ven compelidas a pagar sustanciales indemnizaciones por incapacidad, daño moral, lucro cesante, etc., por el acaecimiento de accidentes, en los que la mayoría de las veces el siniestro se produce por culpa de la víctima al conducir en estado de ebriedad, a excesiva velocidad o bien es la propia víctima quien se coloca en la situación de riesgo y termina siendo su propia conducta la que favorece la ocurrencia del hecho.
Otro punto que merece atención son los accidentes producidos en las rutas que atraviesan Santiago del Estero, principalmente la Ruta Nacional Nº 34 y la Ruta Nacional Nº 9. En estos corredores viales se incrementaron, en los últimos años, los accidentes con víctimas fatales debido, en gran parte, a la gran circulación de transporte de carga y de ómnibus de larga distancia, entre otras razones.

Fabián Cuello, Abogado especializado en accidentes de tránsito y trabajo.

Nota de la Revista Todo Riesgo, de Seguros, Edición Octubre del 2011

Fecha de actualización: 2011-11-16

 

   
Webmaster