'
Página Inicial
Nuestra Misión
Notas
Noticias
Educación Vial
Newsletters
Premios Obtenidos
Prensa
Galería de Videos
Galería de Imágenes
Conducta Móvil
La Guantera Vial
Enlaces
Contáctenos
Ciclista argentino no paso el test de alcoholemia mientras pedaleaba en Barcelona

Nota N° 66, Esto hay que saberlo! En laCapital.com.ar

Un ciclista fue sancionado en Barcelona con la pérdida de cuatro puntos del permiso de conducir, que no tiene, por haber sido descubierto ciruclando en bicicleta después de haber tomado unos vasos de cerveza de más.

No es la primera vez que sucede una situación similiar en España desde la instauración del carnet de conducir por puntos, pero el año pasado un juez de Barcelona obligó a devolver a un ciclista los cuatro puntos retirados por saltarse un semáforo en rojo.

Lo que el juez no hizo fue perdonarle la multa de 300 euros que se le impsuso al conductor ebrio por la infracción. Conducir una bicicleta no es lo mismo que conducir un coche, pero ello no implica que uno pueda gozar de total impunidad.

El nuevo caso tuvo lugar a principios del mes pasado, cerca de las tres de la madrugada, cuando el argentino Federico Frangi pedaleaba junto a un amigo por la calle Carme, en el Raval.

"Nos detuvimos en el semáforo que hay justo antes de llegar a la Rambla —relata el ciclista de 37 años—, y como no pasaba nadie cruzamos a la Rambla, pero a paso de hombre, andando con la bicicleta entre las piernas. Entonces los dos agentes que iban detrás nuestro en un coche de la Guardia Urbana nos dieron el alto. Yo ni me enteré y seguí adelante. Luego me di la vuelta y los vi hablando con mi amigo. Me preguntaron si es que no me pensaba parar. Yo creo que se enojaron conmigo…".

"Yo no había bebido tanto, apenas un par de cerveza pequeñas -añadió-. Lo que pasa es que yo soy asmático, y acaba de inspirar a través de mi inhalador, yeso pues dispara los alcoholímetros, es un hecho".

Frangi ya abonó sus multas. Ahora se dispone a recurrir las sanciones para poder recuperar el dinero. Lo hace gracias al asesoramiento de una asociación de ciclistas. Y es que los ciclistas en general entienden que esta cuestión es muy importante a la hora de fomentar y facilitar el uso de la bicicleta en la ciudad. Frangi dice que no tiene permiso de conducir. Lo que pretende es recuperar los 350 euros. Su victoria pude ser pírrica o épica.

Un ciclista de Barcelona llevó a los tribunales un caso similar. Perdió cuatro puntos y tuvo que pagar 300 euros por saltarse un semáforo en rojo. El juez hizo que le devolvieran los puntos, pero no el dinero. La resolución estipulaba que la pérdida de puntos sólo puede afectar a quien cometa la infracción utilizando un vehículo que requiera licencia. El propio juez reconoció que, de lo contrario, pueden producirse situaciones absurdas, como la retirada de puntos inexistentes de un carnet también inexistente.

Fuente: Diario La Capital.com.ar del 09/12/2011

Fecha de actualización: 2011-12-02

 

   
Webmaster