'
Página Inicial
Nuestra Misión
Notas
Noticias
Educación Vial
Newsletters
Premios Obtenidos
Prensa
Galería de Videos
Galería de Imágenes
Conducta Móvil
La Guantera Vial
Enlaces
Contáctenos
Imprudencia y responsabilidad compartida en muerte en el guarda rail de la Autopista Richeri

Nota N° 83, Esto hay que saberlo...

Culpa concurrente por imprudencia de un simpatizante de fútbol

La Justicia en lo Civil asignó parte de la responsabilidad en un accidente a un simpatizante de Boca Juniors que festejando el regreso de su equipo tras la obtención de la Copa Internacional se encontraba en el guarda rail central de la Autopista Ricchieri, siendo embestido por un vehículo que le ocasionó su deceso.

Así entendieron los miembros de la Sala J de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil al modificar la sentencia de primera instancia que originariamente le había asignado toda la responsabilidad al conductor del vehículo condenándolo al pago de la indemnización a los progenotires del fallecido junto con su aseguradora.

En opinión de los magistrados “Es verdad que los automovilistas están obligados a conducir en condiciones tales que puedan dominar sus vehículos y evitar accidentes, pero el deber de prudencia que pesa sobre quien conduce un vehículo, debe recaer también sobre el peatón, quien debe actuar con cuidado y protegerse adecuadamente de los peligros del tránsito, máxime si lo hace en infracción a las reglas que prohíben hacerlo en lugares no autorizados.”

La condena confirmó la falta de responsabilidad de la empresa que tenía la concesión de la autopista, atribuyendo la mayor parte de la misma al conductor del vehículo, que lo hacía en condiciones no adecuadas: “Es impensable extender esa obligación al concesionario vial, en aras del respeto a sus obligaciones de “seguridad” y “vigilancia”, máxime si quedó acreditado el operativo montado por las fuerzas de seguridad y que el accidente se debió fundamentalmente al actuar imprudente y negligente de Fleiss, quien manifestó haber ingerido un medicamento durante la mañana del día del hecho, y que contenía en su prospecto la contraindicación de conducir vehículos, como de la propia víctima que ilegítimamente ingresó y permaneció en un espacio prohibido y altamente riesgoso para su vida y su integridad física.”

Fuente: Extraído del newsletter de Tiempo de Seguros de Enero de 2012

Fecha de actualización: 2012-01-25

 

   
Webmaster