'
Página Inicial
Nuestra Misión
Notas
Noticias
Educación Vial
Newsletters
Premios Obtenidos
Prensa
Galería de Videos
Galería de Imágenes
Conducta Móvil
La Guantera Vial
Enlaces
Contáctenos
Alcoholemia: la tolerancia cero, sólo para principiantes

El primer registro de conducir será por dos años.

17/04/12
El primer registro de conducir será por dos años. El proyecto fue consensuado en la Legislatura. Estipula cero gramo de alcohol en sangre y se descartó aplicar la medida para jóvenes de hasta 20 años. Para particulares, el límite seguirá siendo 0,5 gramo.

Los conductores principiantes tendrán tolerancia cero de alcohol al manejar durante sus primeros dos años al volante. Así lo acordaron ayer en la comisión de Tránsito de la Legislatura porteña representantes de varios de los principales bloques (PRO, Frente para la Victoria, Proyecto Sur, Coalición Cívica y Sindical Peronista), por lo que se descuenta que la iniciativa será convertida en ley en las próximas semanas, cuando se vote en el recinto.

Para los conductores en general seguirá rigiendo un límite de 0,5 gramos de alcohol por litro de sangre, al que se llega aproximadamente después de tomar dos vasos de vino, aunque depende de la contextura física de cada persona.

La nueva norma distinguirá entonces a aquéllos que sacan el registro por primera vez de los conductores con experiencia, independientemente de la edad que tengan.

El proyecto original, presentado por el diputado Claudio Palmeyro, vinculado al sindicato de taxistas, preveía que también se impusiera la tolerancia cero en alcohol para los jóvenes de hasta 20 años , aunque no fueran principiantes.

Sin embargo, la falta de consenso derivó en la modificación del texto. María José Lubertino (Frente para la Victoria) y Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica) fueron los primeros que calificaron a la idea como “estigmatizante” y “discriminatoria” contra los jóvenes.

A ello le siguió un dictamen en el mismo sentido del Instituto contra la Discriminación (INADI), que consideró que la distinción hacia los jóvenes no era razonable, además de varias opiniones en contra de especialistas en derecho que publicó este diario.

De esta manera, los principiantes quedarán equiparados con los conductores profesionales de colectivos o taxis, a quienes tampoco se les permite probar alcohol. Y otra novedad es que el registro de conductor principiante, que hasta hoy se lleva durante el primer año posterior al primer registro, ahora se conservará por dos años .

En la discusión también se trató una propuesta de Daniel Amoroso (Unión Federal), para establecer la prohibición absoluta de tomar alcohol a todos los conductores, de cualquier edad y sin tener en cuenta su experiencia al volante.

La propuesta fue rechazada por el resto de los diputados de la comisión de Tránsito, con el argumento de que una legislación tan restrictiva prácticamente no reconoce antecedentes en el mundo. Finalmente, Amoroso firmó un dictamen de minoría con su proyecto.

El dictamen de mayoría, que es el que seguramente será aprobado, propone la modificación de dos artículos del Código de Tránsito : el 3.2.7 y el 5.4.4.

Uno de los puntos salientes es que la nueva norma restrictiva de alcoholemia también se aplicará a los conductores que circulen por la Ciudad con registros de otras jurisdicciones , aunque en ellas no se prevea nada parecido.

Además, el texto ordena al Gobierno porteño a no empezar a aplicar sanciones, sin antes realizar “una campaña de difusión y concientización respecto de la problemática del consumo de alcohol y su influencia en la conducción, alertando sobre el cambio normativo acaecido”.

Según la información que figura entre los fundamentos del proyecto que redactó Palmeyro, son varios los países que establecen una tasa de alcoholemia diferenciada para principiantes y jóvenes. Entre ellos figuran Australia, Austria, Irlanda, Italia, Lituania, Holanda, Nueva Zelanda, España y Estados Unidos.

En los fundamentos también se cita un informe de la Organización Mundial de la Salud que señala que los accidentes de tránsito, que ocupaban en 1990 el noveno lugar como causa de muerte o lesiones graves, podrían pasar al tercer lugar en 2020 .

“El debate sobre estigmatización y posible discriminación de jóvenes permitió un texto de consenso. Estamos de acuerdo con políticas activas que bajen el nivel de accidentes de tránsito pero las medidas no tienen que estar dirigidas solo a los jóvenes, sino que es una responsabilidad de todo el que conduce en la Ciudad de Buenos Aires”, comentó el diputado Maximiliano Ferraro.

Desde el lado del PRO, que inicialmente había apoyado el proyecto que diferenciaba a los jóvenes, aunque no fueran principiantes, el legislador Enzo Pagani le dijo a este diario: “Preferimos consensuar un texto que tuviera el apoyo de casi todos los espacios políticos y que, de la misma manera que la iniciativa original, da a la sociedad de la Ciudad una señal clara de que el alcohol es incompatible con la conducción”.

Fuente: Clarin.com del 17/04/2012

 

Fecha de actualización: 2012-04-17

   
Webmaster